• comenzar un negocio - mujeres

4 consejos que toda mujer debe saber sobre comenzar un negocio

Ahora es el momento perfecto para dar el salto a la iniciativa empresarial

¿Te has decidido a comenzar un negocio o iniciar tu propia empresa? ¡Felicitaciones! Hay pocas cosas más gratificantes y entusiastas que construir algo desde cero que podría cambiar el mundo y acercarte a tus sueños financieros.

Y el momento no podría ser mejor: la actividad de los emprendedores en España está aumentando después de estar en su punto más bajo en 20 años, con la tasa de nuevos empresarios está aumentando en los últimos dos años. Ahora, echemos un vistazo:

El número de empresas propiedad de mujeres en España se estima que han superado los 7% de todas las empresas en el país. Y los ingresos generados por estas empresas cada vez son más dedicadas a los servicios y al e-commerce, ¡lo que prueba que estas damas están haciendo dinero!

¿Cual es la razón por la que las mujeres se deciden a comenzar un negocio?

Ya sea que están hartas de vivir con un salario de vergüenza, que tienen un producto o servicio emocionante con el cual podría interrumpir el mercado, o muchas de las mujeres que están reingresando a la fuerza de trabajo después de criar una familia. No hay razón para conformarte con un trabajo que odias y pensar en un futuro financiero incierto.



El paso más difícil es siempre el primero, porque la receta perfecta para comenzar un negocio no es algo que puedas aprender leyendo libros, consiguiendo un mentor cualificado que te asesore, o creando un plan de negocios sólido (aunque estos temas son valiosos, por lo que ciertamente, te animo a que lo hagas y no comiences a ciegas). Mientras aprendas más al hacer (y cometiendo errores), permítanme ofrecerles algunos consejos para evitar algunas de las trampas más comunes que es probable que experimentes:

1. Sigue Tu Pasión. Dicen que si haces lo que amas, nunca trabajarás un día en tu vida. Es crucial que tu empresa sea algo que te apasione, porque vas a pasar la mayor parte de tus horas de vigilia haciéndolo. El espíritu empresarial no es como el reloj en un trabajo o incluso trabajar unas horas extra aquí y allá en un papel asalariado. Es algo que estarás viviendo y respirando y probablemente te obsesionaras, cuando no puedas dormir hasta tarde por la noche, así que debería ser algo por lo que estás entregada al 100%. Además, cuando te apasiona algo, tu entusiasmo es contagioso, y así serás en los asuntos como ventas, negociaciones, financiación de socios, etc. Otra forma de pensar sobre este concepto es “definir tu por qué”.

2. Conviértete en tu propia marca. Tu marca lo dice todo acerca de tí y tu empresa cuando decides comenzar un negocio, por lo que debe estar claramente definido y, a continuación, esfuérzate constantemente en todo lo que haces, dando lo mejor de tí. Tu marca no sólo abarca un logotipo, mensajería, fuentes y paleta de colores, sino también tu declaración de misión, valores, calidad y enfoque al servicio al cliente. La consistencia de la marca servirá para crear confianza con tus clientes potenciales, establecer credibilidad y diferenciarlo de tus competidores. Por ejemplo, mi marca se centra en proporcionar un ambiente de aprendizaje positivo para la educación financiera a las mujeres y eso es el núcleo de todos mis esfuerzos.



3. Consigue superar tus miedo. Lo entiendo: Hacer un gran cambio en tu vida y la forma de ganar dinero es aterrador y arriesgado. ¿Y si no pagan? En el libro “¡Eres un Crack!: Cómo dejar de dudar de tu grandeza y empezar a vivir una vida maravillosa” de la autora Jen Sincero insta a sus lectoras a “dejar de dudar de si mismas, de sus posibilidades y capacidades” ¿Tienes miedo del rechazo? Todo está destinado a que ocurra así que quítate el polvo, haz los ajustes necesarios y vuelve a intentarlo. ¿Tienes miedo al fracaso? Por ley estás obligada a tener algunos fracasos en el camino. Así que debes prepararte para ellos lo mejor que puedas, y centrarse en recuperarse y comenzar rápidamente. A menudo estamos tan envueltas en imaginar la peor consecuencia posible y convencernos de que lo peor va a pasar, que no vemos el más allá, pero la realidad nos demuestra que el peor de los escenarios es muy raro que ocurra.

4. Establece un Sistema de Apoyo. Incluso si estás por comenzar un negocio tu sola, nunca debes hacerlo sin apoyo de terceros que te ayuden a hacer funcionar el negocio. Por lo menos, necesitarás un contador o asesor financiero, un abogado, un mentor para sugerir ideas, y familiares y amigos que crean en ti y te apoyen. Pregunta a las personas exitosas que conoces para que te den recomendaciones como mentores, o únete a una asociación de negocios de mujeres para obtener apoyo y recursos profesionales.

Así que ¡Ánimo! no te dejes vencer por tus miedos y atrévete a comenzar un negocio que te ayude a lograr tu libertad financiera.

 

comenzar un negocio - mujeres - CAMBIAR TU VIDA