• lograr tus metas

6 Métodos Eficaces para Lograr tus Metas

Se acerca el fin de año y con ellos hacemos el recuento de todo lo que hemos logrado hacer este año. ¿Cuántas metas conseguiste? ¿Cuánto esfuerzo te ha costado lograr tus metas? ¿Cuántas veces has abandonado? ¿Recuerdas el fin de año pasado, lleno de champán y grandes ideas? Te prometiste que este sería el año en que lograrías ”ese objetivo tan importante”, y tú decidiste hacer que sucediera. Y luego gritaste a los cuatro viento que sería tu año, quizás besaste a un extraño/a al azar y luego bailaste toda la noche. ¡Sí, esa noche!.

Ahora es el momento para un chequeo de todas esas fabulosas ideas que tenías en mente. ¿Cómo estás haciendo con “esa meta que te prometiste lograr”? ¿Lo lograste? ¿Estás al menos en tu camino para lograrlo? En qué porcentaje puntúas tus logros totales para este año.

Digamos hipotéticamente que lograste esa meta que te habías fijado. Quizás desde entonces has establecido unas nuevas (generalmente llamados sueños) y ahora estás sentado allí perdiendo el tiempo sin hacer nada sobre ellos.

Nos fijamos metas de todos los calibres para nosotros cada día (como por ejemplo no saltarte el desayuno, o pasar a recoger ese pedido que lleva semanas esperando por ti). No estamos estableciendo metas para nuestra salud (bueno, espera, quizás algunos de ustedes si son primordiales), estamos estableciendo metas porque queremos ser mejores versiones de nosotros mismos o queremos mejorar nuestras experiencias de vida. Hemos seleccionado personalmente estos hitos como una manera de hacer que suceda.

Siempre hay una razón por la que deseas lograr tus metas. Puedes cambiar este tren si te comprometes a hacerlo. Aquí te dejo seis trucos que pueden ayudarte a aligerar el camino y acercarte mucho más a tu sueño.



 

  1. CREA TU TABLEROS DE METAS:

Una buena manera de comenzar es crearte un tablero con todas las metas que quieres lograr a corto, mediano y largo plazo. Recorta imágenes de revistas que te representen el éxito en lograr tus metas, consigue imágenes en internet e imprímelas, o si eres creativo/a puedes dibujarlo. Te pongo un ejemplo:

Si quieres bajar de peso, consigue una imagen de esa persona a la que te gustaría parecerte y ponla en tu tablero (¡cuidado! siempre hay que ser consiente de buscar lo que mejor se adapte a nosotros y nuestra fisionomía), quieres aprender algún idioma, busca frases o artículos en ese idioma y colócalos en tu tablero. Quieres formar una familia, encuentra fotos de familias y directo al tablero. Y así con todas esas metas que quieres cumplir.

Te parecerá una bobería, pero si colocas tu tableros en algún lugar estratégico, como en la puerta de la nevera, en la puerta del armario, sobre la cómoda o hasta en el baño, estarás obligado/a a verlo a diario y hará que tengas tus metas más presentes y no se te olvidarán tan fácilmente.

 

  1. CUÉNTALE A TUS ALLEGADOS TUS INTENCIONES:

Dile a la gente aquello que quieres lograr (te recomiendo no pregonarlo a medio mundo, solo a esas personas importantes que sabes te apoyarán y ayudarán, por lo general mientras más vayas contando por allí tus deseos, la gente se encargará más rápido de ponerte la zancadilla para que desistas).

¿Y sabes qué? Creo firmemente que con su ayuda lograrás hacerlo.

Haciéndote responsable ante tus amigos y familiares, es una de las mejores maneras de alcanzar tus metas. Claro, es incómodo compartir tus contratiempos. Pero cuando lo hagas, vas a recibir consejos de amigos que han experimentado lo mismo y que volverá a tu mente el continuar en el camino. Y cuando les cuentes los hitos que alcanzas, recibirás aplausos de personas que desean ser tú y alcanzar los mismos objetivos.

Cuando le dices a tu familia tus metas, saltarán en el barco contigo y te ayudarán a conseguirlos. Te sorprenderás por el apoyo que obtendrás.

 

  1. EVITA CAER EN LA TENTACIÓN DEL ABANDONO:

Muchas personas abandonan los objetivos porque son demasiado grandes. Si te has hecho esto a ti mismo/a, detente ahora. Cambia tu plan de juego.

¿Y cómo lo hago, te preguntarás? Pues muy fácil, si tu meta es tan grande que la ves desde muy lejos, divídela en otras más pequeñas. Es decir:

Imagina que tu meta es “Conseguir Bajar de Peso”, pues en vez de pensar en que en un mes te quieres quitar 20 kilos, cosa que sabemos es muy difícil, piensa en una forma progresiva de hacerlo. Inscríbete a un gimnasio y ponte una mini-meta de ir todos los días al menos 40 min. Otra mini-meta sería reducir la ingesta de refrescos y bollería, seguida de otra mini-meta de cambiar el azúcar por stevia o edulcorante… Como verás son pequeñas metas que te ayudarán a lograr tus metas que tanto tienes planteado”.

Algunas personas pueden referirse a esta táctica como “crear un plan”, y para ello aquí te dejo una “Hoja de trabajo para establecer metas” descargable Aquí donde podrás ir apuntando tus progresos. Sigue este consejo y verás como vas a ir cumpliendo pequeñas metas que te harán sentirte muy feliz y satisfecho/a, ya que cada pasito cuenta para llegar a conseguir lo que tanto deseas.

 

  1. PON FECHA A TUS SUEÑOS:

Una de las mejores maneras de conseguir un objetivo es ponerlo en tu calendario. Si pones una estaca en el suelo y te impones una fecha a ti mismo/a, es mucho más probable que la alcances.

¿Quieres correr tu primer maratón? Eso es impresionante, pero es inútil si ni siquiera sabes cuál, cuándo o dónde. Así que antes de comprar esos zapatos de correr, unirte a un equipo de running o incluso salir del sofá, te recomiendo que comiences una carrera real. Establecer una fecha, te hará trabajar a por ello.

¿Uno de mis objetivos? Viajar por el mundo. Así que creo llegó la hora de ir llenando de monedas esa vieja hucha y poner fecha de inicio del primer viaje (aunque solo sea de un fin de semana). Siempre debemos empezar por algo. ¡No desanimes!.

 

  1. PLANTÉATE METAS REALISTAS:

Estoy segura de que, sí le pregunto a todo el mundo que sueño desea, todos estarían tan interesados ​​en obtener mágicamente unos millones de dólares o encontrar la cura para el cáncer, ¡como yo!. Pero hay algunos objetivos que están demasiado fuera de este mundo. Simple pero cierto … es más probable que alcances las metas, que realísticamente establezcas para tí mismo/a.

Tal vez no te convertirás en un famoso/a modelo, pero si puedes estar seguro/a que eres capaz de perder algo de grasa corporal y podrás vestir ese traje o vestido favorito. Quizás comprarte ese Ferrari de tus sueños, sin ni siquiera tener el carnet de conducir aprobado o unos poco ahorros para adquirir al menos un coche de ciudad. No te prepares para el fracaso, dejando que tus sueños se hagan más grandes que tus habilidades. Eso no quiere decir que no establezcas metas difíciles, sólo asegúrate de que son alcanzables.

 

  1. COMPROMÉTETE CONTIGO MISMO/A:

Por último, pero no menos importante, sólo hay una persona en este proceso de establecimiento de metas que importa, y ese/a eres Tú. Tú eres quien tiene que pasar las horas en el gimnasio. Tú eres quien necesita quedarse hasta tarde en la oficina para terminar esa tarea para su jefe quien te ofrecerá un ascenso. Tú eres quien recibes el cheque que finalmente te ayudará a pagar la deuda de las tarjetas de crédito. Todo depende de ti. Comprométete a tí mismo/a y luego re-comprometete cada vez que caigas (porque eso definitivamente sucederá en el camino).

Hay una gran cita por ahí que dice: “Es curioso cómo día a día, nada cambia, pero cuando miras hacia atrás todo es diferente.” Un año a partir de ahora,  ¿Qué puedes hacer con tus metas hoy que harán que al mirar hacia atrás te sientas realmente diferente y realmente satisfactorio/a?.

lograr tus metas