Por qué fallamos en nuestras metas en el gimnasio

2018-05-03T18:27:19+00:00

A lo largo de la vida nos han enseñado a establecer metas, hacerlas inteligentes (específicas, medibles, alcanzables, realistas y oportunas) y seguir adelante. Sin embargo, a menudo fallamos miserablemente cuando se trata de lograr nuestros objetivos de salud y cumplir metas en el gimnasio.

¿Por qué será esto?

No tiene sentido, tenemos este impulso innato para querer mejorar nosotros mismos y nos ponemos a hacerlo con las mejores intenciones, pero en repetidas ocasiones nos encontramos con que no es suficiente todo el esfuerzo realizado.

 

Las razones usuales más comunes por las que no podemos cumplir nuestras metas en el gimnasio son falta de motivación y claridad, no tener un plan claro, y apuntar demasiado alto o ser poco realista. ¡Estas son algunas buenas razones, pero sin duda hay más!.

 

A menudo enfocamos nuestros objetivos de salud en torno a “perder peso” y “ponernos en forma” (estas son las resoluciones de Año Nuevo más populares, que suelen tener una tasa de éxito del 8 por ciento, con la mayoría de las personas renunciando en febrero). A menudo esta decisión es impulsada por algún tipo de infelicidad acerca de nuestra persona física, y la lógica es que al lograr el objetivo, estaremos en mejor forma, nos veremos mejor y por lo tanto seremos más felices y más saludables.

 

No estoy sugiriendo que todo el mundo esté motivado por este tipo de razonamiento. Hay gente por ahí que les encanta correr y realmente, quieren correr ese ultramaratón y realizar otras hazañas increíbles. No soy una de ellas, pero los he conocido, así que sé que existen.

 

Lo que determina el éxito y nuestra capacidad de atenerse a una meta, no radica en tener un objetivo, sino en reconocer las razones detrás de él. Si lo que deseas realmente es perder peso, ponerte en forma o correr ese maratón, entonces concentra tus razones en lograr las metas en el gimnasio, apégate a ellas y no apuntes tan alto. Si piensas metas muy grandes te costará mucho llegar a ellas, por eso terminarás desistiendo, simplemente, create pequeñas metas o logros a corto plazo y así irás avanzando sin darte cuenta hasta conseguir ese objetivo.



Aprendiendo a identificar las razones de porque cumplir tus metas en el gimnasio

Por supuesto, la identificación de su “por qué” también puede llevar a concluir que el objetivo que tenías en mente no necesariamente encajan contigo. Es bueno tener claro esto antes de llegar demasiado lejos.

 

Si tus razones para establecer un objetivo giran en torno a algún tipo de cambio de estilo de vida, tu objetivo debe reflejar que estás buscando una nueva normalidad. ¿Cuántas veces has visto a alguien conseguir estar en su estado físico soñado, lograrlo y luego volver a la forma en que estaban antes? Si ese fuera el objetivo, eso es genial – meta lograda. Pero si esa persona estaba realmente buscando un estilo de vida nuevo y más activo, la meta debería reflejar eso y reconocer el logro como un paso en el camino.

 

Más comúnmente, seguro habrás visto a alguien conseguir perder peso, lograrlo a través de la determinación, fuerza de voluntad y la disciplina, sólo para volver a sus viejos hábitos después y el peso reaparece. Una vez más, tal vez su objetivo no fue realmente centrarse en la pérdida de peso, sino más bien sobre el estilo de vida sostenible y el cambio de hábito.

 

Así que cuando estés examinando tus propias metas en el gimnasio, recuerda considerar ¿por qué quieres conseguir ese objetivo deseado?. Seguramente descubrirás que el verdadero objetivo no es lo primero que hayas pensado, sino alguna razón más importante.

 

Mi recomendación para tí y la decisión de tu cambio a la hora de lograr tus metas en el gimnasio, está en que evalúes detenidamente porque quieres cambiar, sea “perder peso”, “aumentar masa muscular”, “ser más fuerte”; o tu verdadera meta es únicamente cambiar tu físico para atraer más persona tu vida por sentirte solo/a, convertirte en el centro de atención (porque te gusta que te adulen), volver a sentirte igual de joven que antes (utilizando tu ropa guardada por años para cuando estés más delgado/a) o quieres que esa persona que te encanta se fije en tí… lo repito, evalúa tus objetivos y así sabrás la verdadera razón por la que necesitas encontrarte contigo mismo/a.

Logra tus metas

About the Author:

Leave A Comment