La importancia de establecer metas en un gimnasio

Quieres estar en la mejor forma, pero ¿por dónde empezar? Todo depende de tu objetivo final. ¿Quieres añadir músculo, fortalecerse o perder grasa? Sólo después de que hayas establecido tu “fuerza de motivación” puedes avanzar efectivamente hacia tu objetivo.

¿Y por qué es tan importantes establecer de forma clara metas en un gimnasio?

Sencillamente porque es la única forma de que logres resultados reales. De que no vayas de aquí para allá, probando todas las máquinas, clases y recursos que te ofrecen sin tener una meta clara. En pocas palabras: Que vayas con una idea fija y no pierdas en tiempo.

 

Esto es lo que necesitas hacer:

 

1. Establecer su meta

No saber exactamente qué es lo que quieres lograr, es la ruta más rápida al fracaso, por lo que es vital que antes de empezar, te sientes y medites cuáles son tus objetivos en detalle.

“Realmente es importante identificar tu objetivo porque esto determinará el tipo de entrenamiento que necesitas hacer y con qué frecuencia”.

Esto significa que no perderás tiempo en sesiones que no te ayudan a llegar a donde quieres estar.

Escribirlo es usualmente útil. Una vez que lo hayas hecho, coloca la nota en algún lugar prominente. “Este es un paso psicológico importante y no sólo te demostrará que vas en serio sobre tus logros, también consigues mantener tu mente en la dirección correcta”.

 

2. Se ambicioso/a pero realista

 

Añadir 10 kg. de músculo magro en seis semanas no va a suceder. Tampoco el bajar de una talla XXL a una M en el mismo espacio de tiempo. Pero al igual que no debes establecer metas demasiado altas, establecer metas demasiado bajas son igualmente erróneas. Necesitas que tu objetivo sea ambicioso y desafiante, pero realistas; si es demasiado fácil, lo alcanzarás rápidamente, entonces perderás el interés en el entrenamiento.

“Las metas en un gimnasio siempre deben ser siempre Específicas, Medibles, Alcanzables, Realistas y con un Calendario”.

 

Ejemplo:

metas en un gimnasio

 

También está la importancia de la salud. Todos queremos resultados rápidos, pero el cambio que sucede rápidamente no siempre es saludable o sostenible.



3. Establecer objetivos a corto plazo

 

Tener un objetivo a largo plazo es importante, pero es necesario determinar qué cambios deseas ver y el progreso que necesitas hacer en el futuro inmediato y períodos intermedios. “No sólo estos hitos funcionarán como marcadores para monitorear tu progreso general, sino que también proporcionan un enfoque adicional y motivación para mantenerlo en el buen camino.

“Si no estás consiguiendo estos objetivos más pequeños, entonces debes revisar tu entrenamiento y nutrición, para ver si necesita ajustes para volver al camino”.

Si no está seguro/a de cuáles son tus metas a corto plazo, debemos entonces trabajar desde el enfoque principal. “Piensa en los cambios que necesitas hacer para asegurarte de que tu visión final es más factible”. Si quieres perder X cantidad de peso en Y semanas, entonces encuentra y organiza los pasos que necesitas realizar cada siete días para llegar allí.

 

4. Acepta los malos días

“La fuerza de voluntad por sí sola no siempre es suficiente para pasar malos días”.

Así que debes aceptar que ocasionalmente te dejarás llevar. Pero ten esto en cuenta al establecer tus metas iniciales y semanales. Por ejemplo: dejar siempre una comida extra dieta o día trampa en tu plan de nutrición, para descansar un día después de realizar esas sesiones difíciles de entrenamiento.

Y no hay nada malo en tomar un día extra de descanso. “Si realmente estás luchando con los niveles de energía o la motivación pueden ser la manera de tu cuerpo de decir que necesita más descanso”. Así que descansa, recuperate y ponte en forma y luego golpea en el gimnasio más duro mañana.”

Para un asesoramiento de expertos en ayudarte a establecer metas en un gimnasio. Contactanos ahora y te enseñaremos como crear tu propio plan de objetivos.



5. Objetivos siempre a la vista

 

Debes averiguar lo que quieres lograr y escribirlas en algún lugar visible, para que tu objetivo permanezca a diario en tus pensamientos.

Asegúrate de que tu objetivo no es ni demasiado duro ni demasiado fácil – debe marcar un cambio en tu vida- pero tiene que ser realista y alcanzable.

No sólo debes pensar en el objetivo final, ya que establecer los objetivos también te mantendrán en el camino a lograrlo. Se pragmático/a acerca de tu capacitación. Necesitarás ajustar, adaptar y mantener los ojos siempre sobre el premio final, disfrutando de cada paso logrado por pequeño que sea.

 

Permíteme ayudarte en el proceso. Cambiará tu vida. Si tiene alguna pregunta, hazlo a continuación publicando un comentario. ¡O, si quisieras compartir tu visión u objetivos, me encantaría conocerlos! Siéntete libre para compartir.

¡Una última cosa! Si deseas obtener más información sobre esto, Suscríbete a Nuestro boletín semanal, donde te enviaremos información y contenido de regalo con mucho más detalle.

También puedes Suscribirte a Nuestro Canal de YouTube para obtener videos y cursos gratuitos que te serán de gran ayuda para tus progresos.

Muchas gracias por tu apoyo, y si quieres que dejar una calificación positiva o reseña, por favor hazla en YouTube o debajo en el blog.