¿Por qué no bajas de peso por mucha disposición que tenga?

2017-02-20T17:40:54+00:00

Imagínate que podrías comer o beber cualquier cosa que se te antoje – desde una deliciosa tarta de chocolate hasta la pizza más grande y jugosa que hayas probado nunca – y todavía poseer un cuerpo de envidia.

 

La verdad es que ¡Sí que puedes!.

 

No voy a afirmar que la calidad de lo que pones en tu cuerpo no importa, porque sí lo hace. Pero para la pérdida de peso, la cantidad de comida que ingestas importa mucho más que lo que estás comiendo y es la principal razón de por qué no bajas de peso.

 

Con eso en mente, no hay razón por la que necesites renunciar a ningún alimento específico, siempre y cuando puedas controlar cuánto estás consumiendo.

 

Dicho esto, sólo necesitas reflexionar en lo que estás comiendo, ya que si de verdad lo intentas, no debería hacer una mala dieta.

 

A ver si algunos de estos sonidos te son familiares:

 

  • Me siento satisfecha después de comer una galleta, pero por alguna razón siempre vuelvo por más.

 

  • Estoy cansada y hambrienta después del trabajo, así que me prepararé un bocadillo mientras espero que la cena esté lista.

 

  • Me digo que voy a comer fuera “sólo esta vez” esta semana, y resulta imposible.

 

  • Quiero disfrutar de un trozo de pastel “de vez en cuando” – pero “de vez en cuando” es más a menudo de lo que me gustaría.

 

  • Me pongo gruñona y tengo dolor de cabeza cuando no como dulces.

 

La comprensión de la psicología detrás de tu forma de comer puede ayudarte a manejar tus porciones y asegurarte de que comes en base a tus metas propuestas, para que al final del día o de la semana al mirar atrás, dejes de pensar “¿por qué hice eso?”

 

Déjame hacerte una pregunta:

¿Por qué no bajas de peso?

 

Hay algo que debería hacer desde que tomas la decisión de comenzar una dieta: ¡Utilizar un cuadernillo donde apuntar a diario lo que comes!. Si eres lista, irás corriendo a la papelería (o al chino) y comprarás uno, el que más te guste, y se debe convertir en tu mejor amigo, en tu diario de comidas. Pero lo facil quedó allí, ahora viene lo que realmente importa, anotar todo y digo ¡todo lo que ingieras en cada día!. Lo más probable es que dejes algo fuera o que se te olvide apuntar, de lo que has comido durante el día, incluso si por lo general estas muy consciente de la salud. Es fácil olvidarse de los pequeños snack aunque sean saciantes que comes cuando estás distraída. Comer algunas patatas fritas de un amigo o probar una muestra gratis en el supermercado, todo lo que ingieres en tu cuerpo cuenta como una comida, así que no debemos olvidarnos de anotarlo.

 

Es fácil olvidar los pequeños extras

 

Incluso si puedes recordar todo lo que comes, probablemente juzgas mal ¡cuánto comes!. Las investigaciones nos dice una y otra vez que somos terribles al recordar cuánta comida comemos. Peor aún, negamos con vehemencia que nuestra forma de comer está afectada por nuestra vida social.

 

En verdad, nuestra vida social tiene un efecto destructivo en nuestra ingesta de alimentos. Comprender los factores que nos influyen, significa que podremos hacer que las dietas funcionen mejor para nosotros. Si comemos sin sentido, también podemos comer sin pensarlo dos veces.

¿Qué pasa con el recuento de calorías, u otros métodos de seguimiento cuidadoso de lo que comemos?

 

Si eres de las que puede llevar sin complicaciones a una dieta específica, con un alto déficit calórico, es fantástico ¡Felicitaciones!. Pero muchas personas fallan al contar calorías, porque requiere mucho esfuerzo, y a veces significa privarse a sí mismo de algún alimento, y significa que debes preocuparte por lo que comes en todo momento.

 

Aunque el seguimiento de tus comidas y el contar calorías puede serte de gran ayuda, también debes ser consciente que hay muchos elementos comunes de nuestro entorno que nos llevan a superar o desatender nuestro objetivo para bajar de peso. Estos elemento pueden ser los antojos y ansiedades descontroladas que tenemos en momento puntuales del día, es por ello que deberás aprender, por qué no sólo comes cuando tiene hambre, sino que también debes comenzar a identificar los hábitos alimentarios profundamente arraigados que rigen tu comportamiento en cuanto a controlar las comidas.

 

Comprender tus hábitos alimentarios, iniciándote con la cuenta de calorías, hace que sea más fácil apegarse al programa dietético que has elegido y conseguirás tus objetivos diarios. Por ello una vez lleves una semana apuntando todo lo que comes, sería muy conveniente comenzar con la cuenta de calorías para que descubras todo aquello que no te ayuda y poder descubrir la verdadera razón de por qué no bajas de peso.

 

por qué no bajas de peso - RECETAS QUEMA GRASA

About the Author:

Leave A Comment